Cosude

“Estamos cosechando chiltomitas y tomate, e incluso ya estamos sacando un poquito para la venta y otro para el consumo”

27/enero/2017


Con la presencia y apoyo de la de la UCA y de los organismos que están detrás de la UCA, con este cultivito de hortalizas en esta comunidad, ya estamos cosechando chiltomitas y tomate e incluso ya estamos sacan

La comunidad Los Corrales se ubica a 5 km de la carretera del empalme Las Calabazas hacia el casco urbano del municipio de Ciudad Darío. El camino hacia esta comunidad es angosto, empedrado y árido, montaña arriba, con evidencia del impacto de la sequía en su entorno. El proyecto "Fortalecimiento e Innovación Académica-Científica en Reducción de Riesgo de Desastres (RRD) y Adaptación al Cambio Climático (ACC) en la UCA", con el financiamiento y asesoría técnica de la Cooperación Suiza en América Central (COSUDE), ha acompañado a sus habitantes mediante la capacitación y producción de hortalizas protegidas.

Durante el año pasado, el proyecto promovió la implementación de 11 iniciativas de ACC en 9 comunidades de Ciudad Darío. Algunas de estas acciones son la producción de hortalizas en agricultura protegida con macro túneles, cosecha de agua con la excavación de lagunetas y establecimiento de viveros con especies forestales y frutales para reforestación y recuperación de fuentes hídricas. A partir de septiembre de 2016, estas iniciativas se pusieron en práctica y ya se están viendo los primeros resultados, en especial en la comunidad Los Corrales.

"Para nosotros todo esto es nuevo. Nosotros estábamos acostumbrados a sólo sembrar maíz, frijoles y millón. Pero ahora con los talleres que hemos recibido de la UCA vamos adquiriendo más conocimientos y capacidades para sacar adelante a nuestra familia y nuestra comunidad. Los beneficios de este cultivo son que ya no vamos a los mercados a buscar el tomate y la chiltoma, sino que aquí mismo cosechamos estos frutos, que además son saludables porque no tienen muchos químicos", menciona Fabián Tórrez, líder de la comunidad Los Corrales y coordinador del grupo de trabajo en el macrotúnel.

Los Corrales es una comunidad compuesta por aproximadamente 22 familias y sobrevive de la producción de millón, maíz y frijoles, lo cual limita sus ingresos. En este sentido, la implementación de la producción de hortalizas a través de un macrotúnel les permite practicar nuevas formas de productir cultivos, ampliar la oferta de productos y a su vez, garantizar en sus hogares las hortalizas. Como un valor agregado para las 6 familias que participan en esta iniciativa, la producción de tomate y chiltoma ya les ha permitido generar ingresos:

“Con la presencia y apoyo de la UCA y sus organismos asociados, con este cultivito de hortalizas en esta comunidad, ya estamos cosechando chiltomitas y tomate e incluso ya estamos sacando un poquito para la venta y otro para el consumo”, comenta don Fabián.

No hay iniciativa sin comunitarios comprometidos

Y es que el establecimiento del macrotúnel no fue sencillo. La medida de dicho macrotúnel es de 5 m de ancho y 16 m de largo, lugar donde los pobladores debieron preparar el área donde sembrarían, removieron el suelo a una profundidad aproximada de 20 cm y posteriormente, levantando camellones y bancos.  

"Una vez sembradas las plántulas, se notó cierto nivel de subdesarrollo debido a la infertilidad del suelo. Como una posible alternativa se valoró la aplicación de fertilizantes químicos, pero debido a las limitaciones económicas, se analizó como otra posibilidad la extracción de tierra fértil de otras áreas con el propósito de crear mejores condiciones de fertilidad natural al suelo, obtener mejor desarrollo de las plantas, de producción y calidad de los productos. Es así que el grupo identificó de dónde podía trasladar tierra de montaña (suelo con abundante materia orgánica) e incorporaron 5 baldes de tierra virgen de montaña por zurco", señala Félix Pavón, técnico del proyecto, que asesoró a este grupo de 6 pobladores para implementar esta medida de adaptación.

La extracción de esta tierra de montaña, ubicada aproximadamente 150 m hacia abajo del punto donde se ubica el macrotúnel, implicó que entre 6 hombres removieran la tierra y acarrearan aproximadamente 25 baldes cuesta arriba. Sin embargo, los resultados de este esfuerzo son visibles ahora.  

Productores adoptan nuevas formas de cultivar gracias a capacitaciones de la UCA

Durante el año 2016, el proyecto promovió procesos de capacitación y reflexión en 27 comunidades de Ciudad Darío con 1,272 productores y líderes comunitarios con el propósito de que sus habitantes desarrollaran conocimientos y habilidades que les permitan enfrentar mejor los efectos de la sequía y el cambio climático, así como elaborar sus mapas de riesgos comunitarios para prevenir desastres.

“Con los talleres de la UCA aprendimos a cómo cosechar el agua, cómo reaccionar ante el cambio climático que nos ha afectado mucho. Gracias a lo que don Félix (técnico del proyecto) nos explicó, que también podíamos cultivar las chiltomas y los tomates en tarritos, yo lo puse en práctica en mi casa y eso sirvió de motivación para que la comunidad participara en el cultivo de hortalizas. Con tarros yo coseché chiltomas, tomates, ayote y hasta chile. Todos esos frutos yo me los comí”, menciona don Fabián.

Así mismo, Elías Tórres Tórres, participante de la iniciativa del macrotúnel en la comunidad Los Corrales, expresa: “Gracias a la organización de la UCA nuestra comunidad ha mejorado. Antes de que este proyecto entrara a nuestra comunidad, nosotros desconocíamos del macrotúnel, de la manguera de goteo y del tanque de agua. Hoy nos damos cuenta que esto que hemos aprendido es de gran ayuda, no sólo para nosotros, sino para nuestra familia y comunidad. Yo antes cultivaba de otra forma. Ahora, por ejemplo, hago uso de los cordeles para cultivar tomates y noto la diferencia”.

En los próximos 6 meses, el proyecto pretende promover 14 medidas de adaptación en las que se repliquen experiencias similares a las de la comunidad Los Corrales.

Finalmente, los resultados de esta experiencia, donde estas 6 familias ya se abastecen de sus propios cultivos, han servido para que otros miembros de la comunidad conozcan que es posible adoptar nuevas formas de producción que les permitan enfrentar los efectos del cambio climático y a su vez, contribuir con su seguridad alimentaria.

“La comunidad  se ha sentido motivada. Han venido a observar nuestro trabajo (del macrotúnel). Se les mira la alegría por un porvenir, lo cual permitiría involucrar más compañeros a este cultivo”, agrega don Elías Tórres Tórres.


Regresar

Lista de Eventos


(07 de noviembre del 2017)
(07 de noviembre del 2017)
Prueba del Evento 1 Auditorio (01 de noviembre del 2017)

Contador de visitas


click counter